martes, 24 de junio de 2008

LA SEXUALIDAD un camino de autoconocimiento



El cerebro tiene unas NEURONAS EN ESPEJO que hacen que imitemos todo lo que vemos hacer. Se ha visto que las neuronas en espejo de los autistas o esquizofrénicos tienen dificultades para copiar las muecas o sentimientos de los demás. Se han estudiado voluntarios observando pornografía y se ha visto que las neuronas en espejo de esos observadores se comportan como si ellos estuviera actuando en ese acto. Las neuronas en espejo son vitales para sentir al otro, para sentir compasión, identificación, empatía, afinidad. Coherencia cerebral es cuando las ondas electricas de una zona del cerebro, son "en espejo" de las de otra zona, esas neuronas están oscilando en resonancia, dialogan. Sentir los genitales propios se logra mejor a través de los de un espejo externo. Según esto, las neuronas en espejo de un homosexual permitirian un "sentirse a si mismo" mejor a través de "un espejo" del mismo sexo. Un cerebro heterosexual en cambio se siente a si mismo (HOMO) y además es capaz de copiar al HETERO y diferenciarlo de sí mismo. Según la ley de los opuestos, el contraste, el diferencial (en lugar del espejo) es el que aporta el máximo placer porque mientras mayor sea este diferencial de energía más excitación habrá. Estar atrapado en el espejo, sin el opuesto, condena a no poderse diferenciar del otro.



ESTE ES EL BLOG DE
http://www.soshomosexual.com/
este texto se lee mejor en esta direccion.
Haga en este blog, al final sus comentarios respecto al texto de http://www.soshomosexual.com/





LA HOMOSEXUALIDAD ES NORMAL CON UNO MISMO Todos somos adictos al placer. La homosexualidad es una adicción normal pero a si mismo. La mejor terapia para la homosexualidad es imaginarse que uno se ama a si mismo, que se hace el amor a si mismo. Lo que buscamos en un hombre o en una mujer no es a ese otro externo sino a nosotros mismos, a nuestro otro yo, a nuestra alma gemela, al espejo con quien compararnos. Lo que al cerebro le interesa es comparar frecuencias, notas músicales, ese es "el programa del programa". Ese espejo comparativo, nos debe reflejar sin aberraciones la luz que somos. Los desfases en óptica se llaman aberraciones, los desfases en el manejo de la energía generan aberraciones: ópticas, de enfoque y sexuales. Estudiar las aberraciones nos da indicios de: cómo se debe manejar la luz, la energía, la sexualidad, de qué es la coherencia, lo normal y cual es el enfoque adecuado. Somos autómatas corriendo un programa, nuestro ensueño, pero el programa del cerebro (el programa del programa) es otro, es pulsar de tonos bajos a agudos, es barrer frecuencias, es hacer música.
INSTALANDO UN PROGRAMA NO ABERRADO Esta página no busca tanto la curación de los individuos homosexuales (a quienes ofrezco disculpas si estos conceptos les perturban "la estabilidad" ya alcanzada y, por supervivencia del programa, dudo que la lean y menos aún que la estudien link por link)। Muchos gays en el fondo son homofóbicos y sufren por haber tenido que nacer así, aunque luchan por sus derechos, en el fondo saben que sería mejor no haberse tenido que someter a la discriminación y hubieran preferido haber sido "normales"। Escribo esta página con un gran respeto por los que ya son adictos a esta programación। Estos datos son más bien un intento de prevención para que los adolescentes no malinterpreten su sentir. Busco aportar información diferente, energética, a los terapeutas, a los educadores, a los padres y a los adolescentes, es una nueva visión, más preventiva que con la pretensión de curar a aquellos individuos que ya descubrieron placer en estas conductas y por eso ya son tan adictos a "esta moda" que les resulta muy difícil reversar todo y como un mecanismo de defensa normal, rechazan incluso la idea de "curarse" (atentar contra su programa, lo que ya son).

SI SIENTO MI CUERPO TE PUEDO SENTIR En muchos blogs de internet se lee el sufrimiento y la depresión que padecían muchos hombres hasta antes de declarase gay। Ninguna terapia o inyección les curaba su depresión, su angustia, algunos buscaron el suicidio y sólo cuando "salieron del armario" hallaron la felicidad al reconocer lo que sentían. (el placer vuelve al cuerpo al conectarse al ano que es el que da el gusto de vivir). La gimnasia pulso sensible reconoce la importancia vital de sentir el ano; pero no como la humanidad lo ha interpretado, estimulándolo con un homo, sino como reflejo y espejo de las propias resonancias y por ello es el dador del autorreconocimiento y el gozo de ser. Es claro que la falta de plata es la causa de la angustia y la gana de suicidarse de mucha gente, pero buscarla por la vía fácil, por los atajos, da una felicidad aparente que a la larga no es felicidad. Esa misma impotencia de la psiquiatría, la psicología o el psicoanálisis para curar estas tendencias hizo aceptar casi por consenso tácito que la solución más adecuada era sacar la homosexualidad de la categoría de enfermedad y con ese cambio de enfoque curar la angustia de los miles y miles de hombres en todo el mundo que sentían placer en el ano y el temor de reconocer ese placer los hacía o vivir como un árbol desconectado de su raíz o tener que definirse gays si es que se querían querer. Cuando un hombre acaricia las nalgas de una mujer o se estimula a si mismo en sus genitales siente placer en su propio ano. Cuando una mujer acaricia o se excita, ese (su cuerpo femenino) es el referente o la "pantalla" donde su cerebro dice estoy sintiendo placer. Para el cerebro masculino, el referente del placer está en el pene, debe amar su pene; pero por un "bloqueo de espejos", algunos no son capaces de tener esa "pantalla del placer" en si mimos y la proyectan afuera, amando su reflejo afuera, en el pene de otro hombre; reflejo que le permite a su cerebro conectarse a su órgano del placer propio. Esa autoimagen cerebral, ese espejo del propio ano o los genitales propios, se aprende en la infancia, donde uno lo copia de los padres y luego se diferencia de ellos y aprende a "ignorar que los ignora". El hombre quiere ser como su padre y la mujer como su madre, pero si esa identificación no se da porque el padre es ausente, violento o un mal esposo, el hombre se queda sin esa autoimagen masculina, no copia dentro de su piel el prototipo de la masculinidad, a su cerebro le queda faltando esa impronta, esa "pantalla" de 7 frecuencias, donde leerse que le sirva para comparar sus 7 octavas músicales con las 7 frecuencias de un ser hétero. En consecuencia, se pasa su vida buscando el papá que no quiso o no pudo introyectar. Busca y encuentra en los armónicos de la voz o de la piel o en alguna mirada homo, a ese hombre o mujer que no pudo ser y se enamora de esa "pantalla", de ese "espejo". Un homosexual más que de un homo se enamora de su imagen en espejo, de su ideal de ser. Cuando un gay pierde a su compañero siente que la mitad de si mismo se fue con él. Si una persona no tiene una autoimagen fuerte, se pasa la vida reforzando su belleza, su cuerpo, buscando construir ese espejo de sí mismo, ese "yo soy", esa "pantalla" del "yo soy y me siento" en la cual reflejar al otro y poder sentirse “homo", uno con sigo mimo al acariciar (barrer las frecuencias de) un “hetero”. Si ese homo, ese semejante, esa pantalla, ese espejo de sí mismo, no está interiorizada en su mente, sale a buscar un homo afuera, un espejo afuera. Todo homosexual detesta una parte de su personalidad y busca encontrarla en otro homo. Todo esposo detesta un aspecto de si mismo y lo ve reflejado en la mujer que ama. El amor y el placer son la carnada para que "uno" se termine unificando, integrando y superponiendo dentro de si a sus "dos opuestos". Para nuestro cerebro que es cuántico, el 1 y el cero 1/0 son lo mismo, no podemos ignorar la cuántica si queremos entender la homosexualidad.

LA PRENSA CONTAGIANDO UN FALSO PROGRAMA La homosexualidad, hace varias décadas era considerada una aberración como la necrofilia, la pedofilia, el transvestismo, luego fue excluida de esa categoría de enfermedad y se puso de moda gracias, entre otras cosas, a un artículo publicado en 1993 en Science que describió unos marcadores genéticos hallados en homosexuales; la prensa malinterpretó aquel hallazgo como si un marcador fuera determinante de un gen. Este artículo, en el que se sugería que "se nacia para ser gay", fue difundido por Newsweek, The Wall Street Journal, la radio y la Televisón sacando así del closet a millones de homosexuales. Pero para los expertos no es correcta esta interpretación de la genética. Los mismos estudios que sugieren que se nace para ser gay se podrían hacer para demostrar que se nace para ser basquetbolista. Science publicó en 1994 artículos que no pudieron reproducir estos hallazgos publicados en el 93 y/o incluso los contradecian. Sin embargo la prensa de entonces no se ocupó de corregir el error, y aún está en mora de divulgar las pocas página que como ésta corrigen aquella desinformación, para resarcir así el mal que los medios de comunicación han causado irresponsablemente a nuestra sociedad.
NACIDO PARA SER GAY En este link se pueden leer los argumentos científicos de porque se supone que la homosexualidad es normal, ninguno prueba nada, excepto que la anatomía y la función están ligadas y la una es determinante de la otra y viceversa. Un basquetbolista al morir tendrá una musculatura más gruesa que un sedentario, un hombre de musculatura gruesa tiende a ser deportista pero ese fenotipo no garantiza que llegue a serlo. Ningún gen determina la condición de ser gay hasta el punto de poder afirmar que se nace para ser Gay. Si los homosexuales son un tercer genero están condenados a la extinción porque no se pueden replicar. Si los genes no replican un fenotipo este desaparece. Lo que se replica es el neme homosexual más que el gen homosexual.
SOMOS MAQUINAS DISEÑADAS POR Y PARA LOS GENES El biólogo R. Dawkins, en su libro "el gen egoísta" concluye que "Somos máquinas de supervivencia, autómatas programados a ciegas con el fin de perpetuar la existencia de los egoístas genes". Los únicos inmortales son los genes, ellos construyen cuerpos para poder perpetuarse. Los atractivos físicos, las feromonas, el placer del orgasmo, el sabor de las frutas son trampas diseñadas por la evolución para lograr esta replicación eterna de los genes.
UN NEME, UNA IDEA QUE SE REPLICA Este libro también reintroduce el concepto de neme. Un neme es una unidad básica de pensamiento es decir una idea. Los nemes y los genes son una memoria que se replica. Hay nemes que se pueden contagiar de un cerebro a otro. Las características se heredaban de padres a hijos sin saber de que manera, luego se descubrieron los genes. Las epidemias se contagiaban rápidamente sin que nadie supiera cómo ni porqué, luego se descubrieron las bacterias y las vacunas. Otra cosa que se contagia de persona a persona y aún lo ignoramos, son las sensaciones. Usamos el condón para protegernos de la replicación de los genes y de las bacterias pero éste no protege del contagio de las sensaciones ni de los nemes. Los nemes de un cerebro se replican en otro y lo hacen actuar según el programa del cerebro original. Los nemes de la homosexualidad cada vez se contagian más. Un neme oriental reza: te convertirás en lo que ves". Que el emperador Julio cesar, Alejandro Magno, Pedro de Rusia o algunos ídolos de la farándula se comporten como gays crea un neme en el inconsciente colectivo de sus admiradores que sugiere que la homosexualidad es la moda y la moda es algo que se replica fácilmente.
LA VOZ DETERMINA EL GENERO DE LA FIGURA Pero no solo son los nemes o las sensaciones que ellos contagian, el tono de la voz, es un mensaje más subliminal aún que los nemes, el tono de la voz es algo que seduce, contagia y termina siendo imitado sin reparos. La voz es algo muy determinante porque desde el modo de hablar, desde la entonación y cadencia vocal se modula toda la personalidad, estructura y función corporal. Con solo amanerar la voz un artista o un humorista se puede "transformar en mujer", si eso ocurre en broma, actuando o bajo hipnosis, también puede ocurrir de un modo inconsciente y sin reparos en el cerebro de un joven que se desarrolla copiando improntas e imitando ídolos. Muchos homosexuales temen alzar la voz por encima de la autoridad de su padre o no tuvieron un padre que los gritara y los hiciera alzar la voz por encima de su tono varonil o sólo escucharon la voz de su madre y sus alegatos con ella nunca alcanzaron el tono necesario para anclar su en su cuerpo de hombre los bajos tonos masculinos.
La personalidad adulta es un colach de esas muchas improntas, imágenes o ídolos que se probaron, se desecharon y se asumieron como "yo". Cada uno es una colcha de retazos producto de las imágenes y los tonos de voz de los ídolos con los que se comparó, admiró e imitó. En la infancia y la adolescencia nos "calzamos" día a día una personalidad distinta, una voz, una forma de caminar como la de los tíos, de amigos, de hermanos, de los padres, etc. El primer mandato de los genes es no morir, eso implica mantener el corazón excitado, tonificado, palpitante. "Evitando morir" hacemos las gimnasias que más tonifiquen el corazón; aquellas que mejor lo logran hacer pulsar son las de los tonos de las cuerdas vocales cargadas de emoción, de autorreconocimiento, de placer; por ello, siempre buscamos alcanzar los mejores tonos de la voz, los más primarios y ancestrales, aquellos que heredamos; pero esos tonos de voz nos hace o semejantes a nuestros padres u opuestos a ellos si es que ponemos reparos a sus improntas. Todos como lo postuló Freud tenemos un prototipo de mujer o de hombre semejante u opuesto a nuestros progenitores.
UN PATO CONFUNDE SU MADRE CON UN ZAPATO Los patos al nacer siguen a lo primero que se mueva y suene, si lo primero que oyen y ven moverse no es su madre sino un zapato, siguen al zapato y graban esa impronta como madre. Después de las 36 primeras horas surge una nueva fase de impronta que sirve para definir la imagen de la especie, impronta que el animal utilizará para seleccionar una pareja apropiada cuando madure. Un estímulo homosexual temprano podría crear una impronta como "la de un pato que sigue a un zapato" en lugar de su madre. Un ganso ve un huevo fuera del nido y coloca su pico delante de él para traerlo de regreso al nido. Si lo que ve rodar se parece a un huevo igual lo empuja o si le quitan el huevo cuando el automatismo ya ha empezado, sigue arrastrando un huevo imaginario. Los genes, buscando que supervivamos y nos repliquemos, nos dictan ciertos patrones de acción fijos, improntas, automatismos a los que luego les hacemos reparos con el aprendizaje.
LO QUE REPORTE PLACER ES ADICTIVO El placer es "una trampa de los genes" para seducir al ser vivo que los porta, a seguir vivo y replicarse. La homosexualidad y la adicción a drogas, son difíciles de curar porque ambas asaltan este mecanismo prosupervivencia del placer, ambas dan un "placer sexual" y aunque ninguna de las dos apunta a la supervivencia o a la replicación de los genes, el individuo se apega a esa práctica como una manera válida de supervivir, de disfrutar sin procrear, de sentir, de “gastarse su vida”y sin reparos las asume como su forma de vida. Los que se definen como "homosexuales de cuna" posiblemente estén respondiendo sin reparos a estas improntas de la primera infancia.
DARWIN IGNORÓ LA ENERGÍA QUE GUÍA EL AZAR Leyendo en los blogs donde la gente opina sobre la homosexualidad se percibe que evolutivamente nuestra humanidad actual está transitando por una fase de pubertad colectiva, en la cual los factores determinantes son : la carencia de sentido, la falta de un propósito y la ausencia de un criterio de lo que es normal. Se acepta como normal aquello que es lo más común, la moda, lo estadístico. En nuestra actual pubertad evolutiva, al desaparecer la represión doctrinal de las religiones y predominar la visión Darwinista que desconocía el determinismo que la energía tiene en los seres vivos, la naturaleza nos parece estar dictando las siguientes conclusiones que actualmente están de moda y han marcado nuestra cultura: 1) el universo evoluciona al azar. 2) Carece de propósito. 3) Sólo sobrevive el más fuerte, el mejor adaptado, el de mejores garras y colmillos. 4) El que más se reproduce es el mejor adaptado. 5) Somos animales evolucionados. 6) Las cucarachas se han adaptado mejor, el arroz tiene más genes que el genoma humano, luego no hay parámetros biológicos para decir que seamos superiores a ellos. 7) La mentira es una estrategia evolutiva, como el camuflaje; elaborar una mentira y sacar partido de ella es una estrategia evolutiva. 8) Dios no hace falta, no vamos para el cielo, no somos almas, luego nada de lo que hagamos mal o en contra de lo natural, lo tendremos que pagar. 9) No hay una memoria divina que nos cobre los pecados y genere efectos de nuestras causas. 10) El hombre es un animal tan evolucionado que logró superar la urgencia reproductiva y puede elegir no hacerlo y usar el sexo sólo para disfrutar. 11) Somos tan evolucionados que descubrimos la clonación y en el futuro podremos lograr que dos homosexuales tengan un hijo nacido de las propias células de uno de los dos. 12) Somos tan evolucionados que podemos cambiar con cirugía plástica el fenotipo (las características físicas) de un ser que es masculino en su genotipo (los genes), por el fenotipo de una mujer. 13) Somos tan evolucionados que podemos modular el código genético, fabricar transgénicos, semillas, aún desconociendo las leyes del azar. 14) Somos tan evolucionados que lograremos cambiar el clima del planeta, las condiciones, las tendencias, los atractores, las modas y las dependencias.
EXPERTOS EN DESINFORMACIÓN REPLICANDO UN NEME. Además de las improntas y los tonos de voz, en la infancia se asumieron nemes, se instalaron programas, creencias, filosofías de las que dependemos luego siendo toda la vida posterior autómatas ejecutando ese programa. Cuando era adolescente sentía un intenso escozor en el ano y me preocupaba mucho que me picaba más cuando estaba cerca de algunos hombres. En mi mente me perturbaba un neme que por esa época hizo carrera: “es marica si el culo le pica” y me confrontaba respecto a mi identidad. Si en ese entonces hubiese buscado consejo en internet o si la homosexualidad hubiese estado tan de moda como lo es ahora, quizá yo habría caído en esa búsqueda gay y con ese “cambio de condiciones iniciales” el “efecto mariposa” habría sido distinto del que tengo ahora: ser el padre de tres hijos y tener el feliz matrimonio que disfruto hace más de 20 años. Si en ese entonces hubiese buscado en google las palabras homosexulidad normal, aparecerían blogs como los muchos que encontré ahora, donde los adolescentes confundidos hacen preguntas a "expertos en la web" para saber si lo que sienten es normal. Pero los expertos de hoy son "ciegos guías de ciegos". Los expertos de hoy en homosexualidad son como los "médicos expertos" que trataban las epidemias, antes de saber que ellas eran causadas por bacterias. A los expertos de hoy les faltan datos. Mientras no se reconozca la medicina cuántica, la psicología y la psiquiatría cuántica faltarán datos. Hasta Darwin sale mal librado cuando se acepta la correlación cuántica, la coherencia y la superconductividad en los sistemas vivos. No pretendo ser un experto en homosexualidad pero si se que soy pionero en la "alfabetización sensible" y me siento por ello obligado a tratar este tema en el que la humanidad aún es "analfabeta". Los expertos que sientan que esta página los agrede o les complementa su saber o todo aquel que, reconociendo su ignorancia en el tema del sentir, quiera aportar su experiencia esta abierto este blog; ignorante o ilustrada cualquier opinión es valiosa para co-crear entre todos la nueva cultura del sentir humano basado en la energía, en la funcionalidad cuántica del sexo y del cerebro. Escribo esta página para que la encuentren los que como yo, cuando tenía 15 años, hubiera querido encontrar con una información (unos nemes) diferentes a los que actualmente se replican.
SENTIMOS LAS ONDAS DEL CEREBRO LEYÉNDOSE Es necesario saber como sentimos para saber que es normal y que no y para saber que los seres vivos no evolucionamos al azar como lo postuló Darwin, nosotros cargamos los dados, somos guiados por campos, elegimos, sentimos, nos guía la música. Sentimos porque el cerebro, que es un instrumento eléctrico, oscila, tiene música. Sus notas más bajas (propias del sueño profundo) oscilan a 2,5 ciclos/segundo, las ondas tetha (asociadas a la memoria y las emociones) oscilan a 5 Hz, las onda alfa (propias del estado de relajación) a 10 Hz, las beta a 20 Hz (propias del estado de vigilia y del ejercicio) mientras que sus frecuencias más altas son las de la banda gamma a 40 Hz (son integradoras de las anteriores). Esas ondas se estudian con la qEEG (electroencelografía cuantitativa) haciendo mediciones con unos 20 electrodos simétricos en el cuero cabelludo. La EEG antes aportaba poco sobre cómo funcionaba el cerebro, ahora con la qEEG se digitalizan estos datos y se comparan las ondas captadas con un electrodo con las de otros y (imitando lo que hace el cerebro, comparar unas frecuencias con otras) se descubre con qEEG cómo funcionamos.
COHERENCIA ES NO ESTAR DESFAZADO En qEEG habla de coherencia cuando se encuentra que las ondas de un electrodo tiene la misma frecuencia y la misma fase que las de otro (están afinados). Cuando se desfasan las ondas, se pierden ciertos parámetros de coherencia, aparece la depresión, la migraña, la demencia, el Alzahimer, problemas de sueño y otras "aberraciones". La coherencia, es decir la sincronía o acompasamiento en fase entre dos puntos del cerebro, es una condición para que halla salud y es un ejemplo de que debe haber sincronía o resonancia entre las diferentes partes del cuerpo.
LAS 7 NOTAS, OCTAVAS O PLEXOS DEL CUERPO El cuerpo, es como un gran cerebro que oscila en 7 bandas u octavas de resonancia. El ano (1) da las notas más bajas y la coronilla (7) da las más altas. El pecho (4) da la nota central asociada al color verde y el entrecejo (6) da los tonos violetas mientras los genitales (2) son el rojo. Frecuencias y colores son la manera como sentimos y podemos alcanzar la coherencia cuando sentimos que una parte (1) del cuerpo alcanza la resonancia con (7) otra o cuando ambas se ponen en fase. El cuerpo tiene 7 centros de energía el 1 anal es el piso, es el más bajo, el 1 se compara con el 2, con el 3, el 4 el 5, el 6 y cuando el 1 naranja se compara con el 7 rosado es como si la cabeza entrara por el ano. La serpiente 7 se muerde la cola 1. 1/7 es el máximo diferencial, el máximo contraste, la comparación de los dos opuestos más distantes.
Un joven confuso pregunta en un blog: “porqué cuando se masturba (compara unas frecuencias con otras) siente ganas (temor) de ser penetrado?” y el "experto" le responde honestamente desde su criterio. Desde el criterio de la Gimnasia Pulso Sensible, con la cual llevo 25 años investigando las sensaciones humanas, gracias a una metodología bioenergética, cuántica y médica, le explicaré a este adolescente, y a todos los que sienten lo mismo, que eso es normal y que no es una compulsión homosexual, NO ES "QUERER QUE SE LO METAN" ES "QUERER METER LA CABEZA POR EL ANO". Lo que ocurre es que el pene es como una cuerda de 7 octava (1, 2, 3, 4 5, 6, 7), el cual a medida que se va erectando va dando frecuencias más altas, más agudas y el ano, que es otro “instrumento de la orquesta corporal”, se va cargando de las altas frecuencias u octavas del pene y también se va excitando por resonancia. Pene, ano y cuerpo son un sistema en equilibrio, como una mesa triangular de tres patas, si el pene es una pata que se expande a frecuencias más altas, el ano también lo hace y ambos halan a una tercera pata, que es el cuerpo, el cual se erecta para compensar a los tres en esa meseta alta donde se alcanza la coherencia, la sincronía y el placer.
LA CABEZA Cs PENETRANDO POR EL ANO Mp eso es ITERAR Cuando la excitación corporal es tanta que la cabeza se llena de energía, se ven luces frente a los ojos y un escalofrío en "punticos" de tonos altos recorre la piel, conectándola desde la coronilla hasta el ano. Cuando la energía alcanza la coronilla, ésta entra en resonancia con el ano, hace reentrada (se itera) y ese escalofrío (punticos) de la coronilla (plexo o chacra 7) penetrando por el ano (plexo 1) puede ser malinterpretado como deseo de ser penetrado. Como una serpiente que se muerde la cola, esa retroalimentación (7- 1- 7) es un bucle que mantiene el placer en un circuito cerrado, de arriba (7) a abajo (1). Ese bucle itera en una circulación 7- 1- 7. Un exceso de placer (cefalosuperficial, Cs) es decir en la piel o en la coronilla (7) puede halar el genital (lo Mucosoprofundo Mp) a una gran altura o viceversa, mucho placer enla cabeza (7) del pene (Mp) puede halar la cabeza a ver mucha luz con escalofrío en (7), la coronilla (Cs). Excitarse es poner a resonar las bajas frecuencias pélvicas en los altos tonos de la cabeza. Ese bajar la cabeza a la pelvis, es hacer que la serpiente se muerda la cola, es iterar. Las mujeres sienten superpuesto el placer del ano y el de los genitales, sienten el ano sin sentirlo, sin diferenciarlo (en coherencia, en la misma frecuencia); por eso en la mujer surge más la fantasía de desear que la cabeza (Cs) entre por los genitales (Mp) en vez de desear/temer ser penetrada por el ano. El placer del cuerpo (Cs) se refleja en el ano (Mp) y el del ano (Mp) en el cuerpo (Cs). A mayor contraste o diferencial Mp/Cs más placer. Cuando una mujer está excitada, este bucle pulsa intensamente como un remolino de Cs a Mp y de Mp a Cs y "una tercera pata", perpendicular a ese dipolo, lo estimula y excita más y más. Mientras no se descargue ese placer inducido por la tercera pata genital, el ano sube y sube de tono y es llevado a alcanzar las altas frecuencias de la cabeza, equilibrando esa mesa de tres patas en un pico (o meseta) muy alto, con gran contraste Mp/Cs (diferencial 1/7).
UN PROPÓSITO MÁS ALTRUISTA QUE EL ORGASMO Una forma de vivir excitado es subir, con los genitales (tercera pata), esa mesa a un plano muyalto y en vez de descargar ese gran diferencial por la pata genital, quedarse sintiendo y retroalimentando gran placer entre la pata (primera) del cuerpo (Cs) y la (segunda) del ano (Mp), y esperar a que estas patas uno y dos exciten una tercera pata (perpendicular a ese dipolo) que ya no serán los genitales sino las manos, la voz, la mirada o cualquier otro grupo muscular; (esa nueva "tercera pata" perpendicular a ese dipolo) retroalimentará con sus gimnasias voluntarias, en lo cotidiano, esa mesa, manteniéndola en aquella altura en la que quedó la última vez que se tuvo sexo sin descarga. Este aparente despropósito se parece más a la función del cerebro que busca comparar diferenciales y mantener el binding, la resonancia entre dipolos aunque al instinto más primario, que busca la replicación de los "egoístas genes", lo que le urge es la descarga. Es más eficiente aplicarse a esta economía del placer que caer en el derroche que se comete al subir muy alto el diferencial Mp/Cs para descolgarse en picada desde esa gran meseta de placer hasta el valle de un estado refractario donde se pierde la coherencia, el binding o comunicación entre el arriba Cs y el abajo Mp, el adentro Mp y el afuera Cs . Ese desface que lleva a la eyaculación ocurre cuando alguna de las tres patas es muy larga respecto a las otras, la mesa entonces se cae, hay descarga y estado refractario con desconección (decoherencia) entre lo Mp y lo Cs.
EL YO DEL VÓRTICE 1-7-1 O Mp/Cs El bucle 7-1-7, o bucle Mp-Cs se repite en el cerebro y allí se llama el bucle tálamo cortical. En el cerebro existe un sistema de lectura de información que va del tálamo (lo Mp) en el centro del cerebro hacia la corteza (lo Cs). Esa espiral de información o bucle tálamo-cortical (Mp-Cs) Rodolfo Llinás la define como "el yo del vórtice" porque según él, es ahi donde se asienta la consciencia. Cada 25 milisegundos una onda a 40 Hz barre ese bucle de adelante a atrás comparándose con las otras ondas 20, 10, 5 y 2,5 Hz, leyendo dónde y cómo están resonando, es decir detectando cómo están las terceras patas (los sentidos) activando ese bucle Mp-Cs. Esos barridos se reflejan en la sonrisa, en la voz, en los genitales excitados y en el pulso del entrecejo. Según Llinás desde ese tálamo (que significa trono) el yo (del vórtice Mp-Cs) sólo tiene dos vías de expresión (terceras patas) hacia el mundo de afuera : 1) "moverse" (gimnasias) y 2) "babiarse" (secretar).
EL YO DEL VORTICE CARDIACO Y EL DEL GENITAL Existe otro bucle funcional Mp/Cs entre la piel (Cs) y el corazón (Mp), allí las sensaciones son terceras patas que activan este bucle Mp-Cs. Lo que hacemos son: 1) gimnasias o 2) secreciones en respuesta a esta excitación depiel y corazón. Hay otro bucle Mp-Cs en la pelvis, allí: las nalgas son como dos hemisferios cerebrales (Cs) y su tálamo central (Mp) son los genitales excitados. Las nalgas, la piel y el cerebro son lo Cs, los genitales, el corazón y el tálamo son lo Mp. La corteza o la piel de las nalgas y el cuerpo se excitan cuando la frecuencia más alta barre (se compara) a las frecuencias bajas y el máximo placer (contraste) ocurre cuando lo Mp se hace Cs y lo Cs se hace Mp. Es decir cuando las altas frecuencias están abajo y las bajas arriba surge el placer, la sonrisa. Esto significa que (cómo en la música) no sólo la coherencia (afinación, homo) da el placer, además el diferencial (el contraste, hetero) resultante cuando los tonos bajos son leídos por las frecuencias altas, (comparándolas 40 /20, 40 /10, 40 /5 y 40 /2,5) también origina el placer, el goce.
UNA TERCERA PATA EXCITANDO UN VORTICE Mp/Cs Esa espiral retroalimentada entre dos patas Mp/Cs que captan y responde a otros estímulos (o terceras patas perpendiculares) es el bucle que percibe en el cerebro y se repite en la pelvis y en el pecho. Para no morir hacemos todas aquellas gimnasias que nos mantengan el corazón (el yo del vóritce cardíaco) excitado. En ratas de laboratorio se ha visto que cuando en su cerebro se les colocan electrodos en los circuitos del placer de la amígdala del sistema límbico, y se les adecua una palanca ("tercera pata") para que ellas mismas se estimulen, se vuelven compulsivas, llegando a estimular hasta dos veces por segundo, eligiendo esta estimulación (de su bucle Mp/Cs) por encima de la comida. La primera ley de los genes es no morir, la drogadicción y la homosexualidad son "terceras patas" que mantiene el corazón (el bucle Mp/Cs) excitado; pero también lo son: el arte, la música, la meditación, el deporte, el trabajo, etc. Existe toda una economía del placer, la verdadera sabiduría y riqueza consiste en saber como administrar el placer sin hacer ni hacerse daño. Cada quien es libre de decidir como gastarse su capital de placer, es decir como mantener alto el tono cardíaco (el diferencial Mp/Cs). Un adicto al bazuco me decía que si en una cama le ponían una mujer desnuda y en otra una bolsa de bazuco, elegía el bazuco. Buscar placer por el ano compite con el de los genitales, buscar placer con un homo compite con el placer de un hetero, buscar placer con “la otra” o con drogas compite con el placer de lo propio.

El ano (y el escroto) es el receptor, cuando ya no hay erección, de los máximos agudos que se cargaron en los genitales cuando si había excitación en ellos. El diferencial Mp/Cs que se cargó durante la excitación se queda en el ano 1 como un estado de placer, como el tono vital 1-7-1 propio y que da el tono a los demás bucles Mp/Cs. El ano es la segunda pata que nivela la mesa corporal cuando la tercera pata ya no es el genital excitado sino la excitación por la vivencia misma.
PÉRDIDA DE LA INOCENCIA = EXPULSIÓN DEL PARAISO Los niños que no se han estimulado tienen estas tres patas superpuestas y excitadas de por si. Cuando se masturban separan la genital de las otras dos, cuando son estimulados en el ano separan las tres, las diferencian, las hacen decoherentes. El máximo placer es el estado de superposición de las tres, de no diferenciación, de retroalimentación mutua, de coherencia entre las tres. La primera eyaculación es la pérdida de ese paraíso de la infancia, la estimulación anal es una pérdida más, es un descenso más. El regreso al paraíso consiste en recuperar la coherencia, aquella superposición cuántica, aquel goce total, no local, de la infancia. El orgasmo continuo es ese estado no local de placer total aún en la vivencia misma. La biología predica que la vida no tiene un propósito, que el universo evoluciona al azar; pero cuando se leen los seres vivos en términos de electricidad, de diferenciales y deltas de energía se descubre que si hay propósito que el binding, la coherencia, la armonía y el placer son sinónimos de sentido.
SIN EL ANO NO HAY PLACER, SENTIRLO ES SENTIRSE El ano es como la cola de los perros, es el que mejor expresa los estados emocionales (exhibe un gran contraste Mp/Cs). El ano es el centro del placer, porque es la conexión a tierra, es quien ancla la energía de la cabeza al cuerpo. El ano (vecino al “huesito de la alegría”) se debe sentir unido a las dos otras patas y pulsa como "un corazón que bombea energía Mp/Cs ". Muchos chistes hacen reír cuando con el lenguaje se “toca el ano” ese toca, lo pongo entre comillas porque la pata anal no es para tocar sino para sentir como un espejo receptor o estabilizador de las otras dos patas, la genital (tres) y la corporal (uno). En los chistes, el lenguaje es una tercera pata que excita con "groserias" esa retroalimentación Mp/Cs que siempre hay entre la primera pata corporal (Cs) y la pata anal (Mp). En un depresivo la tercera pata, el chiste, lo grosero, no excita a las otras dos que están además desconectadas, refractarias (sin diferencial Mp/Cs). La resonancia 7-1-7, entre cuerpo (Cs) y ano (Mp) es tanta que forman un bucle cerrado y normalmente ni se diferencian porque están en una superposición cuántica, son uno solo (se siente sin sentirla, sin medirla, sin diferenciarla y la tercera pata que los estimula es el otro, el hetero).
TODO EL CUERPO Y LA PIEL (Cs) ANALIZADOS (Mp) Un niño de 11 años que tenía fama de amanerado en su colegio, en una ocasión fue a mi casa y en una piscina panda, mientras jugábamos lo tomé por sus pies y lo obligué a caminar en las manos; mientras lo hacía y se reía con miedo de ahogarse, yo le rotaba las piernas (tercera pata) para que sintiera el ano (segunda pata) y esa sensación se le transmitía a las manos en las que se apoyaba y se le regaba por todo el cuerpo y la piel (primera pata), como cargándose desde el ano de una energía (Mp/Cs) que le daba fuerza muscular y virilidad. Ese "tocar el ano sin tocarlo", le desbloqueó una intensa carga (o diferencial Mp/Cs) que allí "sentía sin sentir". Ese desbloqueo se reflejó en su vivencia; actualmente tiene 18 años, ya no hay en él ni sombra de amaneramiento, ni carga con ese estigma que lo estaba condicionando cuando los demás, al observarlo (medirlo), lo condicionaban con sus juicios para que se hiciera gay. La terapia en este caso consistió en "sentir el ano sin sentirlo", "estimularlo sin estimularlo"(sin medirlo). Los juegos de manos con los hijos o entre primos, en la infancia cumplían con esta función de "sentir sin sentir", sentir sin genitalizar de un modo morboso. Ese placer es un placer no local, coherente, superpuesto, cuántico. Pero hoy en día el miedo a la homosexualidad o a la violación, impide ese (medir), ese contacto, ese sentir limpio y sano en la infancia.
SENTIR PLACER ANAL NO SIGNIFICA SER GAY El ano que es un centro de placer vital, se evita sentir porque se ha asociado a la penetración y a lo gay, creando un falso neme nos hace creer que sólo los gays tienen ano o que sentir placer anal es ser gay, o que si hay placer es deseo de ser penetrado. Los bailarines excitan con lúdica y erotismo la primera pata corporal y eso les activa la segunda pata anal, tanto sentir el ano, guiados por este falso neme, los hace reconocerse gays y caen en la trampa de estimularlo localmente. El ano sí da placer, pero de una manera refleja, excitar esa pata directamente sin esperar a que sea excitada por las otras dos: la pata (Cs) corporal o la (Mp) genital hace que finalmente se extinga el placer de los genitales y a la larga el placer del cuerpo y el de vivir. El ano es como la raíz del árbol, uno está tentado a pensar que si los frutos son deliciosos, comerse hasta la raíz podría ser más placentero, pero comerse la raíz es secar la fuente que alimenta los frutos. Algunos depresivos, al reconocerse gays, sienten el ano y con esa aceptación de la "segunda pata anal", al superponerla a "la primera pata corporal" mejora su diferencial Mp/Cs y con él su falta de disfrute y excitación; pero ese recuperar de ese modo el tono y la funcionalidad del bucle Mp/Cs no es razón para promocionar la homosexualidad como normal o incluso como un ensayo interesante de explorar o como lo que está de moda, pues el ano si se debe sentir pero como un reflejo del sentir del cuerpo o de los genitales o del placer del otro.
EL CUERPO ES EL MI MISMO, AMARLO ES AMARSE El placer homosexual es como el placer onanista, es con sigo mismo. Se ama al otro 1 como la mitad de si mismo 7. Al no tenerse la superposición Mp1/Cs7, que cierra el bucle y lo hace funcional permitiendo la erección, uno de la pareja hace la parte Mp 1 y el otro la Cs 7 (7 que penetra a 1) y entre los dos hacen el bucleMp/Cs 1/7 que debería estar en cada uno. El placer heterosexual cada uno tiene en si mismo el bucle Mp/Cs y el otro es la tercera pata que excita (que penetra) a ese bucle 1/7. El otro ya no es un homo, un "sí mismo en el espejo" sino un hetero, el opuesto, el contrario, lo diferente, lo antagónico. En los blogs se lee que más allá de la reproducción lo que se busca es el placer, así, si un hombre 1 siente atracción por otro 7, se le insita a “salir del armario” y “ser genuino con lo que siente”; pero el placer por el placer y sin reparos no es buen consejero. Las adicciones son otra "tercera pata" que puede excitar placer Mp/Cs por el camino corto; pero esta "tercera pata" fácil de alcanzar y sin reparos no siempre es la manera más adecuada de reconectar a las otras dos: la Mp 1 con la Cs 7.
LA SOLA OBSERVACIÓN MODIFICA LO OBSERVADO En otro blog se lee el caso de un joven que cuenta como de niño, mientras jugaba nintendo, un amiguito lo estimuló y después le hizo sexo oral. Luego, al crecer el amiguito se declaró gay mientras él se hizo heterosexual; pero cuando pensaba en aquella experiencia sentía excitación y una confusión que lo perturbaba. Ese estimular es medir y esa perturbación modifica lo observado, el mundo ya no se ve igual a lo que habría sido antes de esa medición (excitación). Este es el mecanismo como muchos niños que son abusados, se hacen gays, porque el cuerpo, por diseño, siente placer con los estímulos sin preguntar de donde vienen. El bazuco, la base de coca, el crack, son el mejor ejemplo de esto, sin saberlo, el adicto se está "masturbando con drogas" y se queda apegado a este placer que no es el normal. Sin darse cuenta de lo que siente, al consumir base de coca experimenta: taquicardia, urgencia de defecar, susto, excitación, miedo y todo el reflejo adrenérgico de lucha y fuga que acompaña al orgasmo. Tanto el joven que prueba el bazuco, como el niño abusado o la niña violada, excitan "con esa tercera pata", los circuitos cerebrales del placer y aunque la razón interpreta aquel evento como pánico o susto, el cerebro reptil (amígdala del sistema límbico) lo lee como placer y lo sigue buscando de un modo inconsciente. La personalidad se divide así en dos, una parte que se hace adicta a este placer y busca repetir aquella experiencia y otra que sabe que no esta bien y evita esa compulsión, la reprime o se culpa por ella.
PROBAR LA LA HEROÍNA ES CASI QUE ENVICIARSE En casi todas las páginas visitadas, se dice y se predica que la homosexualidad es normal y que es una opción válida de un modo tan reiterativo que uno que está maduro y convencido de su identidad, a veces siente “vergüenza de no ser gay” o de “estar atrasado en su visión del mundo”, ¿que no podrá pensar un adolescente?. En una conferencia a niños de 12 años en un colegio, una practicante de psicología se salió ofendida cuando yo argumentaba que la homosexualidad no era normal, ya en el pasillo, al final, me decía muy descompuesta le parecía muy delicado que yo le dijera "como deber ser a las personas", que ella había decido no tener hijos y nadie tenía derecho a juzgar su decisión; así cada quien tenía derecho a elegir sus gustos. Bajo su criterio de practicante de psicóloga y amparada por concepto de sus profesores, me acusaba ofendida de estar haciendo un gran daño pues decirle a adolescentes que esas tendencias no eran normales solo les podía crear más angustia. Lo que se ignora es que aquel que prueba el placer anal o la heroína puede correr el riesgo de habituarse y/o confundirse más con ese ensayo y, al dudar de su educación o malinterpreta su sentir, cambia las condiciones iniciales, alterando así drásticamente su destino. Se defienden las conductas gay y a los que las critican se les juzga de intolerantes, irrespetuosos u homofóbicos; pero prevenir las adicciones no es una forma de irrespeto a los adictos. No prevenir la homosexualidad es un irrespeto a las generaciones futuras.
SI NO TE PUEDO CURAR PIENSA QUE ERES NORMAL La frustración de los terapeutas ante las recaídas de los adictos no ha dado pie todavía a que sea excluida la adicción del modelo clasificatorio de las enfermedades. La imposibilidad de curar la homosexualidad si hizo que los terapeutas eligieran cambiar los parámetros. Las gafas son una epidemia, otra forma de adicción (otra tercera pata) a la que nos acostumbramos; pero eso no las hace normales. Hay sustancias adictivas que hacen ver más nítido, brillante, hasta en colores, pero eso no nos autoriza a hacernos dependientes de esa "mejor visión". Es más cómodo seguir siendo gay o siendo miope que ponerse en la tarea de revertir ambas aberraciones.
La homosexualidad al igual que la adicción, la infidelidad o toda aquella aventura que nos pueda acercar por un atajo al placer fácil, es mas fácil prevenirlas que curarlas. Porque una vez que se descubre una vía de placer se sigue frecuentando o deseando, “se hace moda” y el cuerpo de deseos se puede apegar tanto a ese objeto de placer que uno decida que esa es su vida y la defienda a capa y espada como un fanático se enamora perdidamente de su equipo de fútbol, esa "tercera pata" que tantas glorias y dichas le ha dado o un miope llega a depender tanto de sus gafas que cada vez necesita más dioptrías para poder seguir viendo de la manera "coherente" que su optómetra piensa que debe ser la visión ("libre de aberraciones ópticas"). La medicina nos ha hecho todo fácil y a la cultura la ha vuelto facilista. Podemos comprar las: dioptrías, senos, nalgas, prozac, viagra, heroina o acetaminofen que necesitemos, ningún esfuerzo se requiere sólo dinero, una pobre autoestima y una buena dosis de analfabetismo sensible. Los antiguos predicaban: "conócete a ti mismo y conocerás al universo y a los Dioses", con la medicina actual ninguna de las tres cosas hace falta.
SENTIR EL ANO Mp ANCLA LA CABEZA Cs, al cuerpo CURA EL VÉRTIGO, (EL AMAREAMIENTO). En los blogs se palpa la indignación de los homosexuales cuando se les habla de curación o de enfermedad, pero nadie se ofende cuando se le diagnostica que es un depresivo, jaquecoso, compulsivo, alcohólico, artrítico o alérgico. Nadie debería sentirse ofendido ante un diagnóstico o tal vez todos, porque todos estamos enfermos. En 1997 en el libro “Todos somos uno con una sola enfermedad” describí, con base en la clínica de la Sensoterapia, que el vértigo, el tinitus, la psicosis, la epilepsia y la jaqueca son la misma enfermedad, son adaptaciones en frecuencias bajas o agudas que buscan mantener el equilibrio, la armonía, el tono del pulso. En 1999 Rodolfo Llinás demostró que estas enfermedades, además de la enfermedad bipolar, el parkinson, el dolor neurogénico, la migraña, el tinitus (que acompaña al vértigo) son una sola, son lo que él llama una disritmia tálamo cortical. En el libro "placer o dolor", yo lo llamo disritmia temporal. Está única enfermedad ocurre, por un desfase, cuando síntomas propios de un tiempo de baja frecuencia cerebral (a 5 Hz) tales como: 1) depresión, 2) vértigo, 3) expansión, 4) sueño, 5) otros síntomas negativos, se superponen a un tiempo de dominancia de altas frecuencias (a 40 Hz) tales como: 1) manía, 2) tinitus, 3) contracción, 4) vigilia, 5) otros síntomas positivos. La disritmia tálamo cortical sucede cuando se halla en el bucle tálamo-cortical que sus bajas frecuencias (theta 5 Hz responsables de síntomas negativos) se "superponen" al ritmo de altas frecuencias (gamma 40 Hz, responsables de síntomas positivos). Actualmente se colocan electrodos estimuladores en el cerebro que modulan el ritmo de estas disritmias, aceleran a (40 Hz) para quitar los síntomas negativos o frenan (a 5 Hz) para quitar los síntomas positivos de alta frecuencia. Esta terapia podría remplazar muchas drogas. Pronto la gente caminará con un aparatico conectado al cerebro que le puede acelerar o frenar su bucle tálamo-cortical (Mp/Cs) según su necesidad. Esto "no es nuevo" pues desde siempre, cuando alguien quiere acelerarse entonces fuma cigarrillo o bazuco, consume éxtasis, o búsca liberar adrenalina (síntomas positivos); pero si quiere frenarse: se embriaga, consume marihuana, sedantes, o se duerme (síntomas negativos). Con pulsoterapia se puede acelerar o frenar el sistema (Mp/Cs) desde "terceras patas" como: el pulso, las rayas o desde la voz, con el conteo de números que modula el tono de la voz.
TODOS NOS MECEMOS TODO EL DÍA Y SIN DARNOS CUENTA El ejercicio síntesis de libro la música del cuerpo es para entrenarse en sentir, en la posición de pie, un balanceo G, el cual es originado por una fuerza (de marea) áurea (S) que cuando es un batir muy amplio nos marea, dándonos: nauseas, tensión en el ano, en la columna, en el túnel carpiano, carraspera y otros síntomas. Casi todos los síntomas no son otra cosa que anclajes del cuerpo (G) para no marearse ante esta fuerza (S) que siempre está y nos da la vida. De no ser por estos (síntomas G) anclajes al ano y a los otros plexos podríamos caer al piso; después de escuchar un tinitus, acompañado de escalofrío podríamos desmayarnos, esa desconexión ocurre cuando los tonos bajos (el tono corporal G) se disocia de (S) ese hilo sonoro en altas frecuencias que nos mantiene coherentes SPG, sin vértigo y anclados a la piel Cs y al corazón Mp. A la luz de todos estos argumentos, en la práctica solo hay una enfermedad que reúne todos aquellos síntomas (anclajes) que nos defienden del miedo a la muerte, (a desvanecerse, es decir a la falta de tono en el pulso), más conocida como el síndrome de pánico, algo que en el libro "placer o dolor" en 1988 llamé el síndrome de la octava o el síndrome todo/parte y reúne a todos aquellos síntomas que siente el yo, lo pequeño, las frecuencias de la octava baja (5 Hz) frente al todo, a lo grande, a las frecuencias de la octava alta (40Hz) que son el siguiente nivel de energía a alcanzar y que amenaza con devorarlo, "matarlo". En la clínica estas disritmias se asocian a lo que se conoce como disautonomía (síndrome de pánico) y desde el pulso, el factor común que se detecta en todas ellas (la única enfermedad que existe) es una falta de tono en la arteria y por ende en el corazón, en el S.N. vegetativo, en los bucles Mp/Cs.
EXCITARNOS ES SENTIR EN EL CUERPO LAS ONDAS DEL EEG, COMPARÁNDOSE UNAS CON OTRAS. El cuerpo visto en posición fetal es como un cerebro, toda la piel Cs es como la corteza cerebral y está en resonancia con el corazón, que es el tálamo, es la parte Mp en el centro de ese bucle Mp/Cs. Ese bucle piel Cs y corazón Mp forman el bucle Mp/Cs que le da tono y vitalidad a pulso. Al excitarnos las frecuencias altas de la pelvis barren a las bajas con un contraste placentero. Una disritmia o desfase de ese ritmo Mp/Cs, dador del tono vascular o vegetativo, es la única enfermedad que todos padecemos. El tono de ese "pulso del pulso" se refleja en la voz, en la cadencia al hablar o al marchar. Al hablar lostonos altos hacen barridos a los bajos del mismo modo que la banda gamma a 40 hz barre el bucle Mp/Cs del cerebro y sus frecuecias 20, 10, 5, 2.5. Escuchar la voz de alguien es analizar la manera como su cerebro hace barridos, copular con ese alguien es otra manera de escuchar estos barridos.
UN MAREO EN EL CUERPO, UN AMANERAMIENTO EN LA VOZ Para no caerse ante ese vértigo (que se da al no abarcar con los músculos (G) el ancho de pulsación de (S) el aura), se pueden amanerar los movimientos lo cual no significa ser gay. El afeminado (amareado) crece desfasado de su ritmo Mp1/Cs7 que heredó de su padre, a quien no quiso imitar. Al evitar que su voz tenga un bajo tan grave como el que su padre exhibía cuando G golpeaba a su madre o estaba ebrio, excluye de su registro los tonos agresivos y varoniles, tonos bajos con los cuales haría barridos amplios del mismo ancho de banda de su aura (S), ancho de banda que heredó de su padre pero por estas u otras razones se negó a copiar (G). Con sus gimnasias amaneradas (tercera pata) trata de conectar, a su modo, con su ancho de banda, los ritmos positivos 7 y/o negativos 1 que su corazón, su pulso y su voz heredaron. Algunos depresivos sí tienen una gran voz pero no se aceptan como son, pues también esa voz les recuerda aquellos mismos tonos agresivos de grandes barridos (gran chorro) de su padre agresivo. O puede que sobrios no tengan esos bajos tonos pero se les salen cuando se emborrachan o en la voz ronca propia de la resaca con la que amanecen al día siguiente de la borrachera. Hay quienes hablan varonilmente (síntomas negativos, de bajas frecuencias) pero al cantar o al estar ebrios le salen tonos delicados y femeninos en su voz o en su marcha (síntomas positivos, de altas frecuencias); en todos estos casos el "equilibrio en la voz" es tan débil como el de la marcha del paciente con vértigo o la estabilidad vegetativa del paciente con pánico, disautonomía o depresión. A muchos hombres el alcohol los pone en una frecuencia en la que se vuelven gays o lo contrario, se de un gay que con alcohol le da por besarse con mujeres y por tocarles las nalgas. El alcohol excita porque despierta tonos bajos y a la vez pone la piel vibrante,aguda; en ese sentido "cura la disritmia" porque lo que produce es: un "cambio de onda", "entona", "calienta", "anima", embriaga; pero como todas las sustancias adictivas lo que realmente se genera es un cambio en la voz, es decir en la personalidad, en el tono emocional, finalmente son los tonos de voz los que generan las dependencias, somos adictos a tonos de voz.
EXCITARSE ES TEMBLAR, VIBRAR, BARRER FRECUENCIAS Cuando las nalgas Cs se cargan de la energía Mp de los genitales se excitan tanto que aparece el temblor; del mismo modo, cuando la corteza cerebral Cs se carga tanto de la energía Mp del tálamo (y de lo neurovegetativo) aparece el temblor del Párkinson. Igualmente, cuando la piel (Cs) se carga de la electricidad (Mp) del corazón aparecen unas disritmias (pausas seguidas de extrasístoles) como las del cerebro pero en el corazón las cuales a veces se asocian a temblor y pánico. Son tres tipos de temblor: el inducido desde los genitales es placentero pero el del cerebro o el corazón son displacenteros; sin embargo son el mismo temblor, tremor, temor. Esta paradoja de tres cosas que son la misma ocurre porque el placer se superpone al dolor. Es paradójico, la única enfermedad es la disritmia; pero el máximo placer es también una superposición de frecuencias bajas y altas. Por todo esto hay que reconocer que no es tan simple como decir "siento placer con un homo y por eso soy gay", el sentir es una ciencia y hay que tener certezas del cómo siento para no equivocarse, pues actualmente el 99.9999..% de los seres humanos son analfabetas sensibles.
SEXO, UN MAL NOMBRE, UNA PALABRA QUE NO DEFINE NADA Sexo, la palabra más buscada en google, es una palabra inadecuada, nadie sabe con certeza que es lo que define y esa ambiguedad genera culpas, perversiones, frustraciones, temores. Por eso postulamos la palabra Gimnasia Pulso Sensible para remplazar la palabra sexo. Lo que llamamos sexo es cuandola energía (Senso) activa a la sangre (Pulso) y esa mezcla placentera de corriente (Senso) y pulsación (Pulso) activa Gimnasias musculares (G) a la acción. Cuando esas Gimnasias son en la musculatura pélvica se puede hablar de sexo, pero hay gimnasias GPS en la boca, las cuerdas bucales, los pies, los ojos, la lengua, el ano, etc. Todos hacemos gimnasia pulso sensible (GPS) cuando la actividad eléctrica de las neuronas (Senso) excita a la sangre (Pulso) y ambas nos llevan a una acción (Gimnasia).
BEBER PARA RESONAR EN LAS ONDAS LENTAS DEL SUEÑO En cierta ocasión atendí a un hombre de 45 años que llevaba 8 días bebiendo sin parar, estaba ebrio y así lo traía su madre a consulta. Cuando estimulé su aura con masajes de mi mano (G) sobre (S) su campo energético (Senso) observé que su pulso (P), en las arterias de los dedos, perdía tono frente a mis estímulos (G) y justo cuando su pulso (P) intentaba desaparecer del todo, él abría sus ojos con pánico y sollozaba, rogándonos a su madre y a mí que no lo dejáramos morir. En verdad me asustó, porque cuando su pulso se perdía, en vez de exaltarse frente a mi estímulo en su aura (Senso), justo en ese instante, él decia estarse muriendo y para evitarlo: tensionaba sus dedos en garra, se frotaba las manos y los dedos en forma desesperada buscando mantener el tono de su arteria al anclar la energía (S) al cuerpo con esas Gimnasias (G). Todos funcionamos con GPS y, cómo este alcohólico, todos hacemos las gimnasias que sean necesarias para mantener el tono energético (S) del pulso (P). Ese alcohólico estuvo más de 4 horas en el consultorio y yo lo veía por ratos mientras atendía a otros pacientes. Siempre que la energía de su campo (Senso) era tan sutil que el pulso (P) no la copiaba y más bien se empezaba a atenuar, él se paraba con el mismo pánico a frotarse los dedos y la piel hasta que entendí que justo esos movimientos (Gimnasias) eran los que le tonificaban el pulso (P) y entonces lo ayudé a lograrlo, sintiendo como esas tensiones voluntarias de sus dedos (G), tonificaban el pulso de sus dedos y su corazón (P). Cuando logré sentir que a pesar de ser tensos sus dedos no se perdía el pulso en ellos y sentir que una frecuencia alta en forma de electricidad Cs iba de la piel de los dedos a la arteria lumbrical Mp de cada dedo, coherente y superpuesta, recuperando el bucle Mp/Cs, en los dedos, él logró dormirse ya sin miedo a desconectarse (perder el tono Mp/Cs del pulso) o a morir y despertó luego sin ansiedad. Esa noche no bebió pudiendo parar así un consumo de 8 días.
GIMNASIAS ARTRÍTICAS, AMANERADAS, DISNÉICAS Ese mismo día había en consulta tres pacientes a las que algún dedo se le atrancaba y brincaba (síndrome de dedo en gatillo). Estos 3 pacientes cómo el alcohólico tenían la única enfermedad común a todos, falta de tono en el pulso (P) y las gimnasias (G) que en ellos le daban tono a su corazón no eran tensiones voluntarias como en el alcoholico sino involuntarias como lo son también los dedos contracturados de los artríticos; pero además estaban en consulta esa mañana 5 pacientes con Epoc o asfixia a causa del cigarrillo. Estos fumadores de 30 y 40 cigarrillos diarios, tenían una falta de tono en el pulso pero, a diferencia del alcohólico, las gimnasias que los anclaban al cuerpo ya no era en sus dedos sino su lucha voluntaria con la respiración. Más que una falla ventilatoria por enfisema (disnea) en estos casos lo que ocurre es que las gimnasias (G) que anclan el corazón (Pulso) al aura (Senso) ya no son hechas por la musculatura respiratoria involuntaria, sino que en los músculos de la respiración se hace una lucha casi voluntaria por respirar, parecidas a las Gimnasias tensas y desesperadas del alcohólico para mantener el corazón vivo en el pecho (GPS). El amanerado agita sus manos crónicamente para que esas Gimnasias le den tono a su Pulso (P) y lo mantengan anclado a su energía (Senso), para no desconectarse del corazón (P) como este alcohólico, pero un amanerado o este alcohólico padecen el mismo desequilibrio que el que exhibe un paciente con vértigo, o con síncope cardíaco; cada uno a su modo agita las manos haciendo las Gimnasias que puede, pero los 4 se están anclando a la vida, buscando la coherencia, es decir poner en fase sus frecuencias cerebrales (S) musculares (G) y cardíacas (P). Un artrítico no las agita pero las deja contracturadas o en gatillo. El temblor, los tics, las muecas, las compulsiones, las obsesiones, las convulsiones, etc, podríamos explicar muchas o casi todas las enfermedades como Gimnasias (G) in-con-sientes que le suplen la falta de tono al corazón (Pulso), lo anclan. El homosexual descubre que sentir el ano es un anclaje que le quita este "vértigo o disritmia" y se hace dependiente de esta conexión. Muchas conductas como la homosexual, la zoofilia, la pedofilia, la ablación del clítoris, etc son modas, rituales, perversiones o "desahogos" que se justifican de x o y manera pero finalmente son gimnasias que conectan la P del corazón con los barridos frecuenciales del cerebro.
TODA GIMNASIA SE VALE? HASTA IMITAR A LAS BESTIAS? En los blogs se argumenta que la homosexualidad es normal porque muchas especies animales tienen conductas homosexuales, eso nos haría pensar que somos animales y actuamos como tales; pero no hay que buscar ejemplos en los animales, aún entre humanos tenemos muchos ejemplos donde el sentido común riñe con la moda con las costumbres (con el tipo de "gimnasias in-con-sientes") que se popularizan como modos de (hacer barridos frecuenciales) "gastarse la vida": Una tribu Africana promueve las prácticas homosexuales en sus adolescentes antes de iniciarse en el sexo; pero en otra, los más ancianos inician a las jovencitas, pues ellos son los más aptos para hacerlo. En la costa norte de Colombia se acostumbraba iniciar a los adolescentes en el sexo copulando con una burra. Hay una tribu en África en la que su máximo líder es el que tiene un agujero más grande en el lóbulo de la oreja y eso significa que él es el más fuerte, el que más enemigos ha matado. Las viudas indues se tenían que enterrar con sus maridos, muerto el marido muerta la viuda, sin él ya nada tenía que hacer ella en este mundo. La circuncisión femenina es común en partes de África y el mundo árabe. Lo que sucede en África, donde se mutilan diariamente los genitales de unas 6.000 niñas, es una "gran tragedia". Según la Organización Árabe de Derechos Humanos, en 1995 el 97% de las niñas egipcias eran sometidas a la ablación. Algo tan común tiende a ser visto como normal, de hecho entre ellos esa moda no es sólo normal sino sagrada y la defienden como un derecho. La mujer con ablación del clítoris es más apetecida, pues "castrada puede ser más fiel". En nuestra cultura las que tienen silicona en sus senos, son más apetecidas que las que los tienen naturales. En los arhuacos las más apetecidas, las más bellas, son las que saben cosechar, tejer, cocinar. La cultura occidental que ha igualado a la mujer con el hombre y que reniega de las diferencias de género, está llena de hombres que quieren ser mujeres y mujeres que quieren ser hombres. La sociedad de consumo ha convencido a la mujer de que "ser competitiva, es trabajar en la casa y fuera de ella" y, con ese "sofisma feminista", la explota sin que ella se revele. A ella que en su ser interior siente el máximo placer al ser cortejada, protegida y contemplada, le han vendido la idea de que sea igual al hombre o "superior". Una mujer trabaja para no tener que depender, pero la queja mayor de las mujeres es que los hombres no se comprometen, no se entregan, "no dependen". Un neme popular reza: "Toda mujer necesita un hombre que le grite, pero que ni se le ocurra", esa paradoja crea la ambivalencia en la relación, un hombre debe ser fuerte para su señora, pero como serlo sin que ella se ofenda? Un hombre tierno se califica de gay, pero uno fuerte de machista. Las mujeres se quejan de maltrato pero olvidan que el sexo tiene algo de violento, que es una extraña mezcla de placer y dolor; algunas prefieren sexo entre ellas por no aceptar ese componente de fuerza y dominación. Morder produce excitación, pero cómo morder sin hacer daño y sin renunciar a ese placer?. Hay quienes prefieren no correr el riesgo de que "se les muerda" y se quedan solas. Un niño que le grite a sus padres es un irrespetuoso, pero si no grita y saca todo su chorro de voz o si no se revuelca en el piso con su hermanito o sus primos se queda sin sacar esa fuerza y esa virilidad que lo entrenan para ser un macho, capaz de proteger a su hembra. Un seno de silicona hace lucir más femenina a una hembra, pero la priva del mayor placer que pueda sentir una mujer, amamantar a su hijo. Ni siquiera hijos se quieren tener ahora porque la mujer está muy ocupada remplazando al hombre en su papel de conseguir el alimento. Pronto a los hombres les podremos poner un zigoto clonado en su abdomen y podrá parir por cesárea al hijo de sus entrañas. Para no morir cualquier gimnasia sirve para anclar y tonificar el corazón, pero como humanos existe una mejor manera de hacer pulsar el corazón y la energía. En los blogs se critica a la iglesia y se acusa a algunos sacerdotes de ser pervertidos, reprimidos y represores; pero ninguna iglesia, religión o creencia indígena surgió por capricho, las doctrinas son el acervo cultural de un pueblo dictando, lo que por experiencia de los ancestros es lo más adecuado para la especie y lo que más le favorece la supervivencia. Es cierto que hay doctrinas erradas y manipuladas o manipuladoras, pero ese es el sentido de la búsqueda humana, hallar la verdad, la doctrina, la fe, en la que más valga la pena creer, hallar "el programa" que valga la pena instalar mientras el cerebro ejecuta su programa consistente en hacer sus barridos frecueciales y el músculo ejecuta las gimnasias que le dan tono al pulso al ponerlo en fase con el pulso del entrecejo, con el bucle del cerebro.

DE LA PSICOSIS A LA HOMOSEXUALIDAD Y AL PÁNICO Los homosexuales son seres más evolucionados en el sentido que su energía ya alcanzó la coronilla (7) y les está volviendo a entrar por el ano (1). Ese contraste Mp/Cs (1/7) les hace sentir el ano Mp (1) con tanta intensidad como si su cabeza Cs (7) estuviera allí, en (1). Antes (de que la humanidad saliera del armario) el temor de sentir el ano hacía que la gente se disociara y cayera en la locura, pues la razón interpretaba ese picor en (1) como homosexualidad y la razón mejor se quedaba en la cabeza dudando mientras la energía bajaba al ano a recordarle a ese inconsciente que del cielo (del plexo 7) se pasa al infierno (el plexo 1), que de la luz 7 se baja al fuego 1, de el todo 7 al uno 1, de el frío magenta 7, al caliente naranja 1, del arriba 7 al abajo 1; pero esa dualidad disociaba la mente entre lo bueno 7 y lo malo 1. Al salir del armario y aceptar el ano como objeto de placer, baja la prevalencia de la psicosis, pero aumenta la homosexualidad. En los años en que la homosexualidad estaba en la clasificación de enfermedades no se describía el síndrome de pánico, ahora el pánico y la disautonomía neurovegetativa se han hecho endémicos, pues la energía después de reentrar por el ano (1) desde la cabeza (7), busca el corazón (plexo 9) que está en el centro del centro (4, cardiopulmonar). La circulación 1-7-1-4-9 se completa así y, sepámoslo o no, la energía está tocando estos centros. El paso por 1 se interpreta como homosexualidad y el paso por 9 (el corazón) se padece como pánico. Como la cultura (el programa que tenemos instalado) carece de los códigos de lenguaje para entender la función del ano más allá de lo morboso o lo genital y la función del corazón más allá del infarto o el bombeo de sangre, interpretamos mal cuando nos pica el ano o el corazón y actuamos en consecuencia con esa confusión, repitiendo rituales que se vuelven hábitos y refuerzan el programa o la mala interpretación. De este modo, los efectos que se generan son causas de otros efectos, generando una cascada iterativa, adictiva, atractora, de moda, repetitiva. Todos estamos locos, hasta que no cambiemos las interpretaciones que traemos instaladas en el ano 1 o en el 9 (el corazón) o dramatizaremos sin reparos que la expansión es depresión y la contracción es manía, acelere padeciendo así un programa bipolar pero disociado.
LA COCA HACE "SENTIRSE UN CULO" O SER UN MAMO. Cuando la energía pasa por el ano (1) actuamos según la programación que tenemos en él. Los adictos al bazuco (la base de coca) sienten que el ano les pulsa, se les aprieta o corren compulsivamente a defecar. Muchos están bien un tiempo pero cuando la energía vuelve al ano 1 desde la coronilla 7, recaen y dicen que: “la cagan”, vuelven a la “olla” donde después de descender muy bajo, dicen que: "se sienten como un culo", "como una mierda” o al consumir de nuevo “esa maricada” dicen "sentir ganas de ser penetrados". Cuando la energía pasa por el corazón (9) se “paniquean”, deliran, alucinan, sienten morirse, sienten delirios de persecución. Luego cuando la energía vuelva a pasar por 1 el ano o por 9 el corazón, volverán a actuar como lo programaron la última vez que sintieron estos plexos 1 y 9. La coca activa la energía y acelera la circulación 1-7-1-4-9. Los Arhuacos lo saben, pero lo que piensan al mambearla, en lugar de destruirlos los acerca a la espiritualidad. La practica del año social, al terminar medicina, la hice con adictos que buscaban ayuda ambulatoria en los hogares Claret de Medellín. Diariamente atendía a unos 20 y los ponía a rayar en un papel descargando lo que estaban sintiendo. Algunos de ellos aún bajo los efectos de la coca pasaban su trance en terapia reinterpretando su sentir y reprogramándolo bajo el modelo de la Sensoterapia. La sabiduría de los Arhuacos, viene acompañada del mambeo de la hoja de coca, hoja que ha corrompido la cultura occidental; pero un mamo cuando mambea (una dosis 90% menos concentrada que la que usan los adictos) está purificando sus pensamientos, "reprogramándolos positivamente". Un palito especial (en forma de lápiz), que simboliza el falo, se introduce en el poporo, un recipiente con forma de útero en el cual hay hojas de coca y cal de conchas marinas; lo raspa (como quien hace rayas en un papel mientras se concentra en lo que siente) y luego lo lleva a su boca y mambea la coca mientras rumia sus pensamientos, luego ese falo es utilizado en untar continuamente el reborde externo del poporo, con el tiempo, y el continuo uso de esta practica de rayar y rayar la boca del poporo, por adherencia de las partículas de cal, se va dando una forma geométrica, a esa entrada del poporo, que resulta ser de variadas formas según el "artista Mamo", que lo ejecuta. En ese incesante y continuo "iterar" hace girar rítmicamente el poporo, para mantener la simetría de la forma a crear. Con el tiempo crece el tamaño de la boca del poporo que se torna nacarado mientras la mente de su artista se hila, se teje, se cristaliza de altruismo. El mambeo sólo lo hacen los mamos, a partir de cuando se casan. La piel de su mujer, como el poporo termina "nacarada", envuelta en "la concha de nacar de sus pensamientos y sentires", ambos, poporo y mujer son su escultura, su memoria, su vida. El mambeo no es una práctica para las mujeres, cuya alquimia se da al tejer los sueños, en sus mochilas. Luce como machista esta "discriminación de género", pero es más bien una relación tan complementaria como lo es el palo y el poporo. No hace falta la coca ni el poporo para reprogramar el sentir, rayar en un papel, descargando la energía con la que algún estado desagradable nos perturba, hasta lograr transformar en placenteras aquellas sensaciones permite que los nemes que se interpreten en ese momento sean lo que se dramatizará la próxima vez que esa onda de probabilidad, esa moda, esa sensación regrese.

LAS SENSACIONES SON MODAS, ONDAS PROBABLES La energía es una onda de probabilidad, es una moda. Las sensaciones son ondas de probabilidad. Una sensacion es un campo una onda, una sumatoria de todas las sensaciones parecidas a esa, en uno y en los demás. Las sensaciones no son propias, son compartidas. Las sensaciones son contagiosas, son campos, ondas, que se emiten, resuenan, se copian, se contagian. De todas las sensaciones posibles, escogemos una para sentir y le ponemos nombre, la juzgamos al nombrarla, la volvemos un campo local, real, ya no es un estado probable es un concepto real, particular. En el cuerpo, visto con una visión cuántica, se pueden encontrar 7 plexos u orbitales más probables, 7 atractores donde la energía hace su pico modal. Entender la historia evolutiva por estos 7 picos nos permite verle un sentido a nuestro iterar por el mundo. Evolucionamos al azar, pero este azar no significa capricho, sino todo lo contrario, significa orden. Significa que hacemos lo que es más probable, lo que es la moda estadística, significa que “¿para donde va Vicente?, para donde va la gente”. A nuestra actual humanidad le hace falta la cultura de la energía, las cosas que ocurren al azar son guiadas por la energía, por una onda de probabilidad "una sensación" que se comporta como un atractor, como un aura, como una tendencia que las atrae. Eso significa que lo que hacemos es lo más probable y mientras más lo hacemos, más probable se hace. Que toda causa tiene un efecto y todo efecto una causa. En palabras practicas somos víctimas, dependientes, adictos de las modas, estamos atrapados en orbítales probabilísticos, en tendencias, en auras modales, en patrones de acción fijos. Hay un pulso, una onda que nos domina y nos conduce, sobre ese pulso se monta un programa por defecto, si cada que ese pulso de probabilidades resuena en el ano, "nos sentimos como un culo" o pensamos que "es ganas de ser penetrados" nos terminaremos reconociendo gays o nos sentiremos "una mierda". Cada quien elige que vale la pena interpretar cuando se siente el ano o el corazón, o el vacío.
LOS MAMOS NO BUSCAN EL SEXO PARA EYACULAR. Hemos evolucionado tanto que, como lo pregonan los homosexuales, ahora podemos utilizar el sexo, no sólo para la reproducción Darwiniana, sino para el placer; pero mejor aún, como los mamos, podemos usarlo para: el autoconocimiento, para la búsqueda del sí mismo, del yo soy a través del espejo del otro, del opuesto que nos complementa que nos aporta aquello que aún no somos. Lo Darwiniano equivale al camino horizontal, a la rueda del Sanshara, al eterno retorno, a la vida horizontal de nacer y renacer, a la serpiente que se muerde la cola. El otro camino posible es el vertical, el ascendente, trascendente e iluminador. Hemos evolucionado tanto que podemos aprender a controlar los esfínteres y, así como algún día superamos la urgencia de defecar o la de orinar, ahora podemos superar la urgencia de eyacular y dejar de considerar los genitales femeninos como el retrete donde descargar nuestras necesidades energéticas. Los mamos Arhuacos de la Sierra Nevada de Santa Marta en Colombia, nos llaman al resto de humanos los “hermanitos menores” y tienen razón. José Luis, un joven Arhuaco de 19 años, estudiante de sociología y su hermana, tres años mayor, me contaban con orgullo que en su comunidad no existen ni psicóticos, ni homosexuales; pero lo más admirable de su pueblo (y quizá por esto son tan sanos) es que su sabiduría ancestral los prepara para tener sexo sin eyacular. Los mamos arhuacos usan el sexo como un camino espiritual que los acerca a sí mismos, a la luz, a la divinidad, además de su función reproductora. Tienen razón al llamarnos hermanitos menores, pues una cultura cuyo atractor colectivo haya superado la moda del atractor eyaculatorio tiene que ser superior, un pueblo que haya trascendido ya la cultura del descargarse de un modo primario, bajo el mandato del instinto, tiene que ser muy superior a cualquier civilización por tecnológica, ilustrada y avanzada que parezca. Dentro de una economía del placer, es mucho mejor mantenerse con-siente en el pico de la ola que, tras superar un estado refractario y acumular una gran cantidad de energía, dejarse caer in-con-siente desde esa altura para tener que volver a alcanzar luego esa cima, después de haber padecido la insensibilidad y el desamor propios del estado refractario. La cordura, más que un discurso lógico de la razón, es un transcurrir coherente y sin cortes de la excitación, es un estado de orgasmo continuo, de goce y control de todas las resonancias, es poner "de moda" un atractor que sólo atrae placer, coherencia y satisfacción con-siente. El placer de eyacular es como el placer que siente un niño al tocar un piano por primera vez, sus notas lo deslumbran. El que no eyacula es como el virtuoso del piano, ya no lo deslumbran los sonidos aislados e incoherentes, conoce cada nota y sabe darla sin desafinarse, sin carraspear. El sexo actual nos deslumbra como un niño cuando descubre una piscina en la puede chapucear; pero zambullirse no es todo, se puede ser un clavadista o un campeón de nado sincronizado. La humanidad es como ese infante que apenas se recrea chapuceando notas en el cuerpo de la mujer; pero desconoce el virtuosismo del sexo sin eyacular y por eso inventa modalidades de sexo (aberrado) que le reemplacen esa incapacidad de sostenerse con-siente en el pico de la ola. El pianista debe conocer su piano y éste debe ser único para él. Cuando se busca edificar una torre muy alta, las bases no pueden estar cambiando cada día. La función del sexo es, como en el mambeo de los mamos, ir sacando "jugos" cada vez más esenciales del fondo del "poporo femenino" para embarnecer la piel de la amada con esos trazos, nacararla, saturarla, pintarla de los pensamientos que se han rumiado en su presencia. Capas y más capas de iteraciones de lo mucosoprofundo (Mp) que se va haciendo cefalosuperficial (Cs) acicalan, dan brillo y lumbre a la piel de los esposos que empiezan a compartir una mente común. La mujer propia que, como el poporo del mamo, está nacarado por su incesante iterar y rumiar de pensamientos, impone una nota de muy alta frecuencia abajo; pero al ser conocida y reconocida ofrece arriba, en su cara, la nota que descansa esa sobrecarga de abajo. Si ese oscilar entre arriba y abajo, adentro y afuera, yo y tu, se da sin rupturas, el placer es una cascada iterativa que nunca termina y que atrae más placer y armonía a futuro. Cambiar de mujer es como cambiar de poporo. La fidelidad es un requisito necesario para alcanzar este control eyaculatorio, porque la mujer siempre va mostrando notas y sensaciones cada vez más altas, capas nuevas superpuestas a las viejas, pisos cada vez más altos y placenteros. Usar mujeres diferentes es como estar siempre empezando a decorar un poporo, o echando bases de un edificio en diferentes terrenos. Un matrimonio es estable hasta que a alguno de los dos le da por probar (medir) otras alternativas; ese probar no es malo porque sea pecado en sí, sino porque la mente se divide en dos y se está con el uno 1 queriendo estar con el otro 7, se rompe la superposición 1/7 y se pierde excitación. Esa búsqueda hace que se desestabilice lo que había y ya no se es feliz ni con el uno 7 ni con el otro 1. Se da de ese modo, un efecto competitivo entre esas dos "terceras patas" dadoras de placer al bucle 1/7 Mp/Cs.
EL DOLOR NOS HACE EYACULAR DE PLACER Por diseño tenemos una confusión que nos atrapa. El máximo placer es el orgasmo, pero el pico orgásmico es una descarga adrenérgica placentera con reacción de lucha y fuga ante el estrés. Ante una sobrecarga de energía como la que antecede al orgasmo, la respuesta corporal es la fuga pero matizada de una pirotécnia energética placentera. Ese clímax de adrenalina, que en el sexo es placentero, se presenta luego como un "clímax" ya no tan placentero sino como un clímax adrenérgico de rabia o pánico. Esto no es una trampa o un engaño, antes bien, es una oportunidad terapéutica, porque si en el pico de placer, no se huye con el orgasmo, sino que se enfrenta esa sensación placentera de "pánico o rabia", tenemos en el sexo una gran oportunidad terapéutica de crecer y superar los "pánicos y/o rabias". Por esto la discusión no es si la homosexualidad es normal o no, el reto va más allá, es demostrar que podemos trascender lo normal y alcanzar una sexualidad supranormal, que supere el instinto primario y nos acerque a la propia luz, que nos reencuentre con nuestra alma proyectada en el espejo del ser amado, donde por naturaleza proyectamos lo más deseado (la adenalina) y simultáneamente lo más temido (la adrenalina). Con el orgasmo de lucha y fuga creamos un condicionamiento inconsciente de que "el máximo estrés y la máxima sobrecarga adrenérgica son el máximo placer", ese error al otro lado de la brecha nos hace buscar el peligro, la adrenalina, el estrés, el pánico.
CAER EN ESA BRECHA IN-CON-SIENTE NOS HACE ERRAR. Normalmente después del pico adrenérgico orgásmico, del otro lado de la brecha de in-con-ciencia, un hombre queda en un valle refractario y no le apetece la mujer, pero un hombre que pase un largo tiempo de su vida refractario o deprimido podría pensar que es gay porque pierde el interés por su mujer o porque dejan de gustarle las mujeres. Si en esa época refractaria, busca un contacto sexual y fracasa o lo intenta con quien no lo excita o se excita con alguien de su mismo sexo, podría concluir también algo errado acerca de su virilidad. Por su parte, una mujer puede quedar refractaria o frígida después de una violación o una entrega no correspondida o cuando su esposo deja de verla hermosa, o porque justamente él fue quien la descargó y la dejó en ese estado refractario de frialdad que normalmente debe ser pasajero pero a veces se queda. Si no se entiende que esa refractariedad es pasajera o se desconoce la técnica para recuperar la excitación, podría caerse en el error de buscar otras alternativas fuera de la pareja o del otro sexo y sacar programaciones erradas acerca de su sensibilidad.
CAMBIANDO EL "PARIRÁS CON DOLOR" POR UN "PARIRÁS CON PLACER" Una mujer en embarazo puede sentir nauseas con su esposo, si él interpreta mal y a priori este comportamiento transitorio podría abandonarla y arruinar esas tres vidas. ¿Cómo interpretar que una joven experimente ganas de vomitar y taquicardia o intento de desmayo cuando ve al hombre que desea?, o que un hombre al acercarse a la mujer que desea sienta susto, pánico taquicardia temblor un nudo en la garganta?. Esta reacción es excitación, pero podría ser tan intensa y desbordada que origine programaciones inadecuadas, como pensar por ejemplo pensar que se es gay y que las mujeres son un peligro. Cómo interpretar que: hay mujeres que durante el parto experimentan orgasmos o sensación de estarse muriendo, o de estar naciendo, de ser ella su madre?. Hay hombres que después de orinar sienten un escalofrío con sudoración y desaliento que los deja refractarios y deprimidos. Hay mujeres que sienten orgasmos cuando ven a alguien morir, otras durante el orgasmo sienten que se quieren morir. Muchas mujeres con poliuria, confunden la excitación con ganas de orinar y van al baño constantemente sin darse cuenta que lo que sienten es placentero. Otras retienen la orina y aguantan porque eso las excita. Otras se orinan durante el orgasmo. La mayoría de las mujeres se excitan fácilmente después de una crisis de rabia o después de haber llorado, otras en su máximo pico de placer sollozan, gimen. Los adictos al bazuco sienten pánico cuando consumen, pero su cerebro reptil esta sintiendo excitación. He tratado muchas mujeres con crisis de pánico que al reinterpretar lo que sienten transforman ese susto en excitación, otras han logrado transformar un intento de convulsionar en un orgasmo, otras una crisis de hipoglicemia en excitación y orgasmo.
PARTO CON PLACER. Cuando era interno y rotaba por obstetricia, logré que varias mujeres, rayando en un papel, sintieran más placer durante el parto que el que experimentaban en el orgasmo, luego hicimos un trabajo de investigación con 160 maternas de dos instituciones. En la Casa del Parto el 98% de las primigestantes y el 87% de las multigestantes sintieron placer durante el expulsivo. En el seguro social, donde no se les había hablado del placer en el parto y sólo se les pasó un cuestionario para llenar, el 83% de las primis y 70% de las multis reconocieron placer en el expulsivo. Condenados por aquella maldición del paraíso que reza: "parirás con dolor" hemos aceptado el dolor en el parto y nunca nos habíamos preguntado si el parto puede ser placentero. Todos estos ejemplos son para ilustrar que no podemos correr a interpretar de una manera primaria nuestras sensaciones. La mayoría de los gays aducen que desde niños sentían placer con hombres y no con mujeres y eso los confundía hasta que se decidieron a experimentar o los estimularon y eso los convenció de su tendencia, luego decidieron salir del armario. Muchos argumentan ser gays porque desde niños sentían atracción por sus homo; pero es que esto es lo normal, un prepuber pelea con los del genero opuesto y es compinche de los de su mismo sexo, es después de la pubertad que se quiere y se busca esa relación con el hetero, muchos niños de 6 o 8 años "detestan" a las niñas y prefieren jugar con sus amiguitos como parte de su desarollo normal, tener experiencias sexuales cuando aún se es inmaduro antes bien puede frustrar y condicionar indeterminaciones futuras.

UNA ESPIRAL AFUERA EXCITANDO LA GENITAL ABAJO Tuve un paciente que me consultaba con su esposa porque él temía ser gay, pues ver el pie desnudo de un hombre lo excitaba demasiado. Al hacer la terapia, nos dimos cuenta que de niño, el pie fue la única parte que pudo tocar de su papá cuando éste llegaba a casa cansado de su rutina militar, el único lazo afectivo que los unía era cuando de niño le quitaba las botas a su padre. Le sugerí que buscara a su padre para que lo mirara a los ojos y contara números tratando de alcanzar la energía de él más allá de los pies y se negó a hacer este tipo de acercamiento pues su relación nunca fue buena. De todas maneras su erotismo ahora giraba más en buscar una oportunidad para ver los pies desnudos de los hombres. Eso era lo que ahora lo excitaba, incluso más intensamente que la espiral corporal de esposa con quien igual seguía casado. Cada cuerpo es una espiral de espirales, y nos excitar aquella espiral afuera que hace resonar la corporal, genital y anal propias. Si en lugar de ser la espiral los genitales la que genera estas resonancias, es la espiral los pies o es el cuerpo de un niño, la piel de un cadáver, o el llanto de una mujer, se puede caer en el peligro de las perversiones; lo cual ocurre cuando aquel sentir se interpreta sexualizado y de una manera primaria. La invitación es a desconfiar de la interpretación que se le da a lo que se siente y a buscar una interpretación que valga la pena, pues lo que se interpreta ahora es el programa que se ejecutará luego. Si se decide creer que porque el ano pulsa con placer se es homosexual ese será el programa que se refuerce y luego de cosechar más y más placer por esa vía, este pulso se vuelve un atractor tan difícil de cambiar como una adicción al bazuco o a la heroína tan vitales que se les termina por tolerar y defender. Con la práctica la función va modificando el órgano y cada vez se estará más atrapado en este vórtice atractor.

EL DESCENSO HASTA EL ANO PARA ACEPTARSE. Hemos evolucionado mucho pero no nos conocemos a nosotros mismos. Ignoramos la energía, sus leyes, sus modas, los atractores que nos atrapan, las causas que nos determinan y los efectos que ellas generan. Somos analfabetas del sentir y dictamos cátedra sobre lo que está bien o esta mal. Tal vez los genes no sean tan importantes pero si los nemes pues la difusión actual de esas conducta es ya casi epidémica. Se ha hablado de los mensajes subliminales, de la influencia de los ídolos del pop en los adolescentes; pero también de la influencia de las hormonas sexuales con las que se engordan los pollos que nos comemos o de los anovulatorios en la creciente epidemia de homosexualidad. En los años en que los métodos de anticoncepción eran cuestionados o el mundo amenazaba con sobrepoblarse resultaba cómodo publicitar la homosexualidad como alternativa y evitar los costosos planes de control de la natalidad y los criticados mecanismos para esterilizar grandes grupos de población. La actual epidemia de homosexualidad es una búsqueda del sí mismo, del placer, de la autoimagen, del yo soy, de la identidad, de la aceptación del ano, de la contradicción de las normas, del cuestionamiento de las satanizaciones; pero es sólo un proceso evolutivo, las futuras generaciones entenderán cual es la función del ano, a esta generación le tocó tocarlo y descubrir que existía; pero como los esposos Curi que descubrieron la radioactividad y murieron a consecuencia de manipular elementos radioactivos, la actual juventud se está inmolando para que las futuras generaciones sepan que efectos son causados por esas causas y que causas evitar para tener ciertos efectos.
LA EXCITACIÓN UN ESTADO DE SUPERPOSICIÓN CUÁNTICA donde el arriba está superpuesto con el abajo, el yo con el tu, el adentro con el afuera la piel con la mucosa, el ahora y el después, luego del orgasmo se pierde esta superposición, desaparece la excitación porque el abajo se separa del arriba, el yo del tu, el adentro del afuera. En la pareja enamorada se da una superposición cuántica, el uno se confunde con el otro, el placer de ella es el placer de él y mientras más placer siente él más siente ella. Una tercera persona rompe esa superposición; ella lo ama a él pero lo piensa con otra, el la ama a ella pero se siente con la otra, esa desuperposición disipa la energía y disminuye el placer. La infancia es un estado de orgasmo continuo donde el cuerpo está en superposición cuántica, el placer es no local es total, pero con la pubertad el placer se localiza a nivel genital y se pierde esa unificación no local que le da gracia a la infancia. En el orgasmo se siente placer en el ano y en los genitales simultáneamente, no están diferenciados estos dos placeres; pero cuando se busca sólo el placer del ano, aún en la relación heterosexual, se alcanza otra desuperposición, se descubre una nueva fuente de placer pero se pierde gracia, conectividad, “no localidad cuántica superpuesta”.
En el libro Todos somos uno postulo que todos somos las muchas imágenes en espejo de un único superser (Dios) que explora simultáneamente, en un no tiempo, no local, todos los caminos posibles. Hay muchas maneras de explorar el ano y cada ser se acerca a él de una manera diferente, luego de ese descenso al barro ese superser recoge todas las experiencias de sus muchos seres probables e integra su información y aprende del ano a sentirlo sin sentirlo, a ignorarlo sin ignorarlo, ser y no ser a la vez a estar prendido y apagado simultáneamente como un qbit. Esta es la base teórica de la computación cuántica, una superpartícula cuántica puede explorar todos los caminos o alternativas o combinaciones probables, la dificultad tecnológica consiste en como recoger luego toda esa información superpuesta, como observar todos los estados a la vez sin caer en uno en particular, como ser onda y partícula a la vez. La GPS a permitido resumir las sensaciones probables en una tabla y sintetizarlas en forma de pictogramas. El cuerpo es un computador cuántico que tiene ese poder de estar en todos esos estados probables a la vez, eso es justamente el placer, la excitación un estado de correlación cuántica no local de todos los estados posibles (pictogramas) a la vez, eso se llama coherencia cuántica superconductividad. En el placer todas las ondas de probabilidad coexisten y ninguna colapsa como partícula. Primero ignoramos que ignoramos, luego sabemos que ignoramos, después sabemos que sabemos y finalmente ignoramos que sabemos. Usted no sabía que existe un sonido en los oídos (pictograma C5) producido por unos punticos de colores (fotones C6) que dan un escalofrío eléctrico a la piel (electrones C7) porque los tiene enmarañadas, superpuestos, confundidos. Sentir cada uno es elegir una probabilidad y hacerla particular, luego todas deberán volver a estar superpuestas, confundidas, ignorando que se sabe.

El sexo que se preconiza en los blogs es de placer y no más; pero la economía del placer es toda una ciencia. Los nómadas deambulaban por los territorios gastando a placer lo que encontraban; pero los pueblos agrícolas estables necesitaron desarrollar toda tecnología agrícola y una economía. Mantener el fuego encendido, la excitación en la propia mujer es más difícil, pero más seguro que devorar a placer lo que se encuentre al paso, sin sembrar, cultivar, ni cosechar. Pero , cada encuentro de la pareja, cada beso, debe ser para llevar el sistema a un estado de máxima excitación, superposición y correlación y quedarse ahí, mantenerse así, en vez de descargarse como lo sugiere el instinto primario. La búsqueda del placer en la gimnasia pulso sensible genital sin descarga, exige técnica, compromiso, fidelidad, responsabilidad conciencia de la divinidad, de la naturaleza holística, cuántica, lumínica, superconductiva de nuestra sexualidad. Usar sólo los criterios Darwinianos, biológicos o mecánicos es un camino horizontal donde no es posible saber que es normal y que anormal porque no hay un propósito ni un sentido, las leyes son las de la supervivencia, la garra y el colmillo, el pez grande que se come al chico, el eterno retorno. Pero surge un camino vertical trascendente sublime, luminoso al aplicar al sentir y a las sensaciones las leyes de la energía, la música, la matemática, el pulso, la armonía, la superposición cuántica, la coherencia cuántica, las amplitudes de probabilidad, etc, con estos parámetros, se descubren pautas propósitos y caminos a seguir. La única norma y la más importante a seguir sería no caer en la decoherencia, es decir no eyacular, este propósito práctico nos protege de: no ser primario, instintivo, no abusar, saber medir, no apresurarse, no equivocarse, no desentonar, no ser infiel, saber esperar, saber meditar, saber ayunar, saber respetar, saber contemplar, conocerse a si mismo, conocer al otro, saber las leyes de la armonía, y otras virtudes más que son las contrarias a las que son dictadas por nuestra naturaleza animal como: la supervivencia del más fuerte, la lucha y fuga, la depredación, el camuflaje, etc. Si el cuerpo de la mujer es el instrumento, para lograr tocarlo sin eyacularse hay que ser un virtuoso que cumple estas normas, el que las viola se desafina y se pierde.
Estamos equivocados todos (no sólo los homosexuales), desde la medicina que cree que existen muchas enfermedades cuando sólo hay una, hasta la doctrina Darwinista que cree que venimos de los monos y pocos cuestionan o proponen algo diferente. Nadie ha visto ni verá jamás el eslabón perdido, como nunca nadie verá un átomo saltar de su nivel basal al excitado. El principio de incertidumbre prohíbe ver esas transiciones cuánticas a pesar de que teóricamente incluso un elemento puede trasmutarse en otro. Quizá todos los seres seamos uno, quizá todo es uno, un solo electrón que lo forma todo y tiene muchos estados probables de configuración cada vez más complejos, como un dado o un cubo de Rubik, pero no hay una transición o evolución porque todos son uno en los diferentes tiempos de observación.
Todo homosexual tiene dos personalidades, una que detesta el ano, quizá por que fue abusado o le fue negado, despreciado y otra que se pasa toda su vida buscándolo. Todo adicto tiene dos personalidades la que ama la droga y la que la detesta. Todo ser humano tiene dos caras la que hace con placer durante el orgasmo y esa misma cara vista en momentos de intensa adrenalina y de crisis. La transición de una a otra la evolución de una a otra, no es posible porque son dos estados cuánticos probables. No evolucionamos de un estado a otro debemos alcanzar la superposición de todos los estados opuestos en uno, el nivel donde todo es uno. Solo en el nivel de la energía, con una visión cuántica del mundo se puede lograr esa gran unificación.

A la biología le faltan datos, desconoce la correlación cuántica y por ello las conclusiones Darwinianas. Uno puede pensar que del mono sigue el hombre tanto como que del 5 sigue el 6 en un dado. Pero 5 y 6 no son más que dos configuraciones probables de un sistema. La variedad de colores y configuraciones en un cubo de Rubik no autoriza a pensar que un estado evolucione a otro o que el estado de todas las caras de un mismo color sea el estado más evolucionado, aunque si es el más ordenado; sin embargo todo depende de que se entienda por orden. Basándose en la cuántica que es probabilística es más correcto pensar que no existe la evolución, que existe un solo ser que manifiesta en un no tiempo, no local todas sus múltiples configuraciones probables. Feynman piensa que todos los electrones son iguales porque son uno sólo, ese superser teje todo el universo en una danza increiblemente veloz y compleja, cuando avanza en el tiempo es electrón, cuando retrocede es positrón. El darwinismo y la homosexualidad son dos nemes que se nos han metido hasta lo más profundo de nuestra cultura, los dos son creencias actuales sin más fundamento que el peso de la moda. Con la siguiente oración busco reinstalar otra nueva creencia en el inconsciente colectivo de los humanos que la quieran acoger, es tan especulativa como las dos anteriores, sin embargo el libre albedrío de cada uno decide cual estado probabilístico vale la pena instalar como programa, como creencia válida, no tanto porque una sea verdad y otra mentira sino porque la realidad es un sueño que el cerebro fabrica, el universo puede que sólo sea la construcción colectiva de nuestros cerebros o los sueños de un superser que nos sueña. Si la vida es un sueño al menos tenemos la posibilidad de elegir que soñar, que creer, que crear. Todas las religiones del mundo coinciden en que Dios es la Luz y la luz son fotones, los fotones son atemporales, no locales. Para un fotón de la gran explosión, no ha pasado ni un segundo de esos 15.000.000 millones de años que nosotros contamos, pues como lo demostró Einstein, para algo que viaje a la velocidad de la luz el tiempo no transcurre y si para la luz el tiempo no existe, nosotros que sólo percibimos gracias a la luz, que somos hechos de fotones que tan temporales somos? Un fotón de acá y de Andrómeda están correlacionados, superpuestos, confundidos, enmarañados, lo que le pase a uno lo siente el otro instantáneamente sin que medie el tiempo ni la distancia como lo demuestran los experimentos tipo EPR (Einstein, Podolsky, Roussell). Dios es luz, la luz son fotones, los fotones ligan a los electrones, ellos son todo lo que existe y se correlacionan, se cofunden.

Señor hazme sentir tu divinidad en mi cuerpo
Haznos sentir que todos somos uno y cada uno como tu
Hazme sentir que cada ser es una parte de ti y una parte de mi
Haznos sentir que tu universo es un cubo de espejos
Donde te vemos a ti en cada hermano y cada ser es nosotros.
Dadme una pareja que sea mi espejo, tu reflejo y complemento.
Permíteme integrarme, con ese ser y con tigo través de él.
Ayúdame a entender que si me perturbo o confundo con alguien Es porque antes de ser yo, éramos uno en ti, en tu amor.
Déjame sentir que el amor es, como la luz, la fuerza que liga todo.
Ayúdame a volver a estar confundido, superpuesto con tigo,
Déjame volver a ser uno con tigo, con todos, con mí mismo.
Si usted siente que puede difundir los nemes de esta página para compensar la amplia difusión que ya tienen los de la homosexualidad puede darle un mejor mundo a sus hijos y nietos publique un aviso en el diario de su ciudad o google invitando a http://www.sensoterapia.com.co
Su futura humanidad se lo agradecerá.

ENRIQUE A। RAMÍREZ


ESTE ES EL BLOG DE
http://www.soshomosexual.com/
este texto se lee mejor en esta direccion.
Haga en este blog, al final sus comentarios respecto al texto de http://www.soshomosexual.com/

home